Cómo cuidar de tu Personal Brand

La Personal Brand ya es tan famosa como ubicua. Todo el mundo está hablando de su Personal Brand, o la de otros. Hay mil millones de artículos en internet sobre el tema, e incluso libros como Marca Personal para tontos para ayudarnos a comprender de que va ese tema muy hipster y milenial. O si prefieres, un post mío que lo explica también.

Imagen de la personal brand de un actor posando por Thomas Bedwin
¡Ah, la Personal Brand, sí! Muy cool, muy vintage, muy sophisticated.

La Personal Brand es la impresión que das al mundo, y la impresión que también dejas después de irte. Basta decir que es importante que sean dos impresiones buenas. Hoy en día es la impresión que tenga la gente de estas personas que se encuentran detras de un negocio. Es de suma importancia para los autónomos y startups porque su Personal Brand y el Brand de su negocio es la misma. Entonces, cojamos un ejemplo: organisación de eventos. Si eres una persona organizada hasta programar cuantas veces vas a masticar la comida, muy apañada y siempre encuentras una manera de hacer que las cosas salgan con éxito, parece que un negocio de organisazción de eventos ni estaría mala elección para ti. 

Imagen de la personal brand de una organizadora de eventos de mesas de banquete por Thomas Bedwin
Si eres capaz de montar esto en una tarde de resaca, fórrate siendo organizador de eventos
Imagen de la personal brand de un cocinero y horno y humo por Thomas Bedwin
Sin embargo…si eres esta persona, a lo mejor no será la mejor opción.

Se ve claramente cual foto representa mejor a un(a) organizador(a) de eventos. Pero que pasa si eres de las primeras, pero muestras la segunda?! Desastre, esto es lo que pasará. 

Cuidado Personal (Brand)

El secreto de la Personal Brand es la continuidad y la coherencia. Piensa un segundo por qué será que nadie confía en los politicos… será porque ninguno hace nunca lo que dice? 

Pues la clave es esta. Tu Personal Brand tiene que ser coherente con la impresión que das, y la impresión que dejas. Es decir, que tus acciones tienen que pegar con la impresión que quieres dar con tu Brand. Si quieres ser niñer@ y tienes tu mini-negocio de niñer@, muy mala idea sería publicar en tus redes el fotoreportage del festival donde te pusiste hasta los sobacos de LSD y bailaste durante tres días seguidos en pelotas.

Igual como el fotógrafo que quiere ser periodista y no muestra más que paisajes bellísimos en sus redes. Hay que mostrar lo que quieres hacer, asi como tus valores, tu manera, y el toque personal que das al trabajo. 

Imagen de la personal brand de la periodista y influencer Daniela @itsteatimebydani por Thomas Bedwin
¿Que impresión te da? Es muy probable que no es la cerrajero del barrio, no crees?

Dicho eso, no quiero decir que tengas que cambiar tu vida para que seas la representación viviente de tu Personal Brand. Si quieres ser chef, no significa que de vez en cuando no puedes comerte unos tallarines instantes. Ni que tengas que tener la cara perfecta todo el día todos los días si eres maquillador(a). La idea es que demuestres quien eres profesionalmente, y por qué tus clientes y futuros clientes te contratarían por lo que haces, y lo bien que lo haces.

Imagen de la Personal Brand de Eva, musicóloga y presentadora por Thomas Bedwin
Eva, musicóloga y maravillosa presentadora de la radio, mostrándose haciendo lo que hace mejor que nadie.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *